Galaxy Gear, y su contraproducente política de Tizen

Galaxy Gear 2 neo

Galaxy Gear 2 Neo

Llegó a mis manos no hace mucho, algo que parecía prometer bastante. Se trataba, de uno de los últimos modelos de Samsung que podemos encontrar en el mercado: del Samsung Galaxy Gear Neo 2. La verdad: gracias a una oferta de compra de segunda mano del momento, lo conseguí por un buen precio. Llevaba tiempo esperando un buen momento para probar los famosos smartwatches, y comprobar su verdadero potencial en el día a día.

Sabía que tendría algún problema de incompatibilidades, pues samsung ya había dicho que sus smartwatches, por ahora, solo serían compatibles con sus móviles de gama alta (Galaxy S y Galaxy Note) pero después de ver algunas de las webs en las que apoyaban la idea de compatibilidad con cualquier teléfono mediante unos fáciles pasos, me decanté por arriesgar, e intentar probar esta nueva tecnología.

El Galaxy Gear Neo 2 en mis manos, pero sin conseguir emparejarlo

Soporte oficial insuficiente

Después de comprobar que el método de usar el Galaxy Gear en cualquier teléfono fallaba en mi Samsung Galaxy S3 con cyanogenmod, tuve que empezar a necesitar una mano por parte de la comunidad de desarrolladores y sus diferentes métodos para romper algunas restricciones impuestas por Samsung.

¿A caso Samsung juega a ser Apple?

No entiendo cómo Samsung puede sostener este tipo de políticas. ¿Es que acaso Samsung quiere ser el nuevo Apple del mercado?

Todo el mundo sabe porqué Apple, pese a ser una gran compañía, carece del 70% de Androides en el mercado de los móviles: su caro precio, y sus grandes incompatibilidades con… ‘la sociedad tecnológica actual’. [Ranking de sistemas operativos móviles]

Total, solo tuve una opción, muy conocida por mis amigos, los Appeleros Jailbreakers: buscar solución por parte de la comunidad.

Comunidad de desarrolladores escasa

Esperaba que pese a poder tener algunos problemillas oficiales, la comunidad podría haberme ayudado, igual que lo hace muchas veces en otros aspectos tecnológicos destacables. Pero más que ayudarme, me hizo empeorar la situación. Por supuesto que ella no tiene la culpa, puesto que al fin y al cabo, las aportaciones de la comunidad son desinteresadas, y hechas, la mayoría de veces, sin fines lucrativos.

Pruebo con GearManager modificado

Algunas de las utilidades que pude intentar probar para conseguir sincronizar el teléfono con el smartwatch consistían en modificar el programa GearManager de Samsung para hacer que funcione con teléfonos no-samsung (o en mi caso, teléfonos sin SO Android con capa Tizen).

La opción consistía en descomprimir la aplicación APK oficial de GearManager, e instalar todas las aplicaciones que estaban dentro, y descargar e instalar un famoso archivo llamado gearmanagerstub.apk. Definitivamente, nunca me llegó a funcionar. Según investigué, esta solución era muy bien recibida por los usuarios del Galaxy Gear 1.

TizenMod: Comunidad inconsistente, desarrollo inestable

Logo de Tizen (Fuente)

Logo de Tizen (Fuente)

Después de algunas de las pruebas con modificaciones en el teléfono, decidí, que tal vez modificando el Galaxy Gear conseguiría hacerlo funcionar.

Después de ver, que una vez el método no funcionó, y que además, no podía acceder al modo download (algo que me pareció muy fuerte por parte de los desarrolladores), intenté contactar fallidamente con la comunidad, especialmente con el creador del mod: posteando en xda-developerscomentando el propio post de Tizenmod, y comentando un video de YouTube (Que por cierto, me eliminaron el comentario).

¿Qué conseguí? NADA.

Todo el soporte estaba hecho mayoritariamente para el SM-V700 (el Galaxy Gear 1). Finalmente, después de horas de pruebas, se consiguió acceder al modo download, de una manera bastante aleatoria.

Conclusiones

En conclusión, desde mi punto de vista, Samsung debe hacer algo por sus compradores. No le beneficia para nada estas nuevas políticas ni métodos de marketing para conseguir más compradores.

¡Y por cierto! Algo interesante. Encontré este método para acceder al Galaxy Gear Neo 2 sin necesidad de emparejarlo con un smartphone. Claro está, algo inútil con respecto a la verdadera finalidad de los smartwatches, pero interesante para unas pequeñas pruebas del dispositivo.

Esperamos que Samsung cambie de opinión con respecto a sus finalidades con Tizen, antes de que LG y Motorola con su grandioso Android Wear (bien merecido), se les coma todo el mercado de los smartwaches.

2 Comments
  1. A mi me ha ocurrido lo mismo.
    Y ya no veo otra solucion que no sea venderselo a alguien que tenga un Galaxy.
    Si averiguaras algo me lo dices.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *